Simbiosi

 

Simbiosi es un proyecto que responde a la observación morfológica de la naturaleza, de las formas humanas y arquitectónicas que contemplo desde el plano gráfico y que entiendo relacionadas por correspondencias.

Propongo crear esculturas y obras gráficas a partir de estas formas reinterpretándolas en la búsqueda de un lenguaje personal: creo objetos inspirados en las plantas, los insectos, las partes del cuerpo y los hago interactuar con la naturaleza, la arquitectura y el cuerpo humano. De esta manera se evidencian el potencial orgánico de las piezas que encuentran su lugar de origen en el mundo y generan una simbiosis con los cuerpos que las sostienen.

Trabajo desde varios procesos convergentes: la escultura, la fotografía, el collage, la danza y el video en los que utilizo estrategias diferentes para lograr resultados comunes y compartidos.

 

  

  

Collage de papel. 29,7 x 42 cm cada uno.

 

 

 

 

Mil horas de espera

 

escultura textil

aprox. 80 x 125 cm

2015

 

escultura textil

aprox. 70 x 120 cm

 2015

  

escultura textil

aprox. 65 x 45 x 30 cm

2015

 

Estos tejidos son habitables y performativos. Están realizados con procesos textiles hechos de gestos manuales repetidos y minuciosos, que he querido utilizar para generar tejidos, que al colocar sobre mi cuerpo se convierten en un refugio, una cubierta, una segunda piel. Los pliegues de la tela, conseguidos a base de manipular la tela con la costura, son una exteriorización de los pliegues internos de los órganos, es decir el interior que se muestra al exterior.

La indumentaria tiene una fuerte carga de significados culturales, sociales e interiores y con estas telas he querido generar una segunda piel que envuelve y protege el cuerpo y que es una extensión del concepto de habitar. Las telas son extensiones del cuerpo.

Los autorretratos que me hice con las telas colocadas sobre mi cuerpo aluden a la imagen de un cuerpo convertido en casa, como el de los caracoles. En cambio, cuando retrato las telas apoyadas sobre una roca, busco una ambientación específica para cada pieza. 

 

 

  

 

Il sogno come rifugio

Casa di notte, 2011, algodón tejido a mano, hierro, fibra de vidrio. 110 x 90 x 200 cm.

 

Casa di giorno. 2011. Tela tejida a mano. Medidas variables.

 

Casa de día

La casa de día es un lugar de luz y aire

Es un espacio donde recogerse, y vivir los sueños y los recuerdo

Es un espacio para entrar en contacto directo con los elementos de la naturaleza, interiores y exteriores

Es un sitio donde me refugio mentalmente, porque en ella rige la inmaterialidad y el ser

 

Casa de noche

La casa de noche representa un refugio absoluto y solitario, silencioso y oscuro

Es un escondite donde refugiarse para recobrar fuerzas

Es un espacio metafórico en el que los aspectos nómadas de la psique humana puedan descansar

Todo pensamiento descontrolado y confuso necesita un espacio y un tiempo para ser ordenado

  

 

Existe para cada uno de nosotros una casa onírica, una casa del recuerdo-sueño, perdida en la sombra de un más allá del pasado verdadero.

Gaston Bachelard, La poética del Espacio.