80 x 125 x 15 cm
2015  
 
65 x 45 x 30 cm
2015
 

Tejidos habitables y performativos que se convierten en un refugio, una cubierta, una segunda piel. Los pliegues de la tela, conseguidos a base de manipular la tela con la costura, son una exteriorización de los pliegues internos de los órganos, es decir el interior que se muestra al exterior.

La indumentaria tiene una fuerte carga de significados culturales, sociales e interiores y con estas telas he querido generar una segunda piel que envuelve y protege el cuerpo y que es una extensión del concepto de habitar. Las telas son extensiones del cuerpo.